Conrad Nicholson Hilton (1887-1979), descendiente noruego-alemán, fue un empresario visionario, norteamericano, fundador de la gran cadena hotelera Hilton.

Muy niño, era el encargado de recibir a los pasajeros del tren que arribaban a su pueblo para llevarlos al pequeño hostal de la familia Hilton, a pasar la noche y/o consumir algo en el almacén familiar.

Su amor por los negocios ya comenzó a vislumbrarse desde muy joven; incluso, su sobresaliente personalidad lo llevó a ser representante republicano en la primera legislatura en el naciente Nuevo México.

En 1917, tuvo que asumir la economía de la casa: mientras estaba en el ejército, su padre fallece repentinamente en un accidente.

Desde entonces, Conrad Hilton, un empresario visionario, da comienzo a una de las más grandes carreras en el mundo hotelero.

Se debe luchar por el futuro que uno quiere, desde lo humano y lo divino, con trabajo, pero también con verdadera fe. Tal vez la suerte sea un elemento a tener en cuenta, pero lo seguro es que sin un sueño no se va a ninguna parte.

Conrad Hilton

Supo tener y conllevar reveses que la vida le puso, en la cual su madre supo apoyarlo y motivarlo a orar.

Sobrellevó así la pérdida de su amigo de infancia, su Pony; asi como las graves pérdidas económicas durante la Gran Depresión.

Incluso, perdió varios de sus hoteles, pero quedando como gerente en todos ellos.

Posteriormente, ya recuperado del azote financiero, las propiedades perdidas volvieron a ser suyas.

Visionario como se le conocía, nunca perdió el enfoque.

Se dice que Conrad Hilton, en sus inicios, tenía una foto del hotel Waldorf en la mesa de su despacho para mantener claro y enfocado su objetivo; después de 18 años, por fin pudo comprar el hotel.

La fortuna Hilton siguió creciendo hasta límites insospechados.

En el periodo de post-guerra, 1950-1960, la expansión que tuvo la cadena de hoteles Hilton en el mundo facilitaron a su vez el crecimiento de los negocios de corporaciones estadounidenses en el extranjero como del turismo dentro de los Estados unidos.

Creció tanto que llegó a marcar un hito en la historia: convertirse en la primera cadena hotelera internacional.

En 1966 Conrad Hilton deja la presidencia de la cadena hotelera a su hijo Barron y fue electo director.

Conrad Hilton murió de causas naturales el 3 de enero de 1979 en California a la edad de 91 años.

Frases de un empresario visionario

Un Empresario Visionario

El éxito parece estar relacionado con el ser activo. Los hombres de éxito permanecen siempre en movimiento. Cometen errores, pero no se dan por vencidos.

Para lograr grandes cosas primero se deben tener grandes sueños.

El entusiasmo es un elemento vital en el éxito individual de cada hombre o mujer.

El 100% de ocupación no es un buen indicador, quiere decir que no estás cobrando lo suficiente.

Algunos sueñan con el éxito mientras otros se despiertan y trabajan duro en ello a diario.

Una motivadora historia, sin duda, de un emprendedor exitoso que nos enseñó con su ejemplo a no poner límites a nuestros sueños, a ser perseverantes en alcanzarlos y nunca declinar, aún en las peores circunstancias.

Con afecto,

Javier Azabache