Los emprendedores exitosos luchamos porque sabemos muy bien a dónde queremos llegar.

Nunca renunciamos a seguir porque no estamos dispuestos a dejar escapar nuestros sueños, nuestros anhelos, nuestros más caros deseos…

Nuestros sueños son nuestra fuente de inspiración!

Aun cuando las estadísticas nos sean desfavorables, cuando nos dicen que nuestra posibilidad de éxito es de 1 en 100, seguimos con más ahínco porque nos regocijamos en la idea que estaremos en ese puñado de exitosos.

Un simple cálculo jamás estrangulará nuestra fe!

Ni lo que nos ha sucedido importa, ni tampoco lo que otros nos hayan hecho. Lo que verdaderamente crea nuestro destino es lo que hacemos a continuación.

Lo que decidimos hacer y hacemos, eso es lo que importa!

Los emprendedores exitosos luchamos, no conocemos otra forma

No conocemos otra ruta que no sea la de la lucha y la perseverancia.

Luchar, fracasar, volver a luchar, fracasar de nuevo, volver otra vez a luchar, y así hasta la victoria: ésta es la lógica de nosotros, y jamás marcharemos en contra de nosotros mismos, los emprendedores exitosos. (Basado en Mao Zedong)

Los Emprendedores Exitosos LuchamosY en la constancia aprendemos a sentirnos cómodos luchando…

La máxima victoria es la que se gana sobre uno mismo. (Buda)

Ni siquiera un Dios puede cambiar en derrota la victoria de quien se ha vencido a sí mismo. (Buda)

Homenaje a los emprendedores exitosos

Muere lentamente quien no viaja,
quien no lee,
quien no oye música,
quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente
quien destruye su amor propio,
quien no se deja ayudar.

Muere lentamente
quien se transforma en esclavo del hábito,
repitiendo todos los días los mismos trayectos,

quien no cambia de marca,
no se atreve a cambiar el  color  de su

vestimenta,
o bien no conversa con quien no
conoce.

Muere lentamente
quien evita una pasión y su remolino
de emociones;
justamente éstas que regresan el  brillo
a los  ojos  y restauran los corazones
destrozados.

Muere lentamente
quien no gira el  volante  cuando esta infeliz
con su trabajo, o su amor,
quien no arriesga lo cierto ni lo incierto para ir
detrás de un sueño,
quien no se permite, ni siquiera una vez en su  vida ,
huir de los consejos sensatos…

 

¡Vive hoy!
¡Arriesga hoy!
¡Hazlo hoy!
¡No te dejes morir lentamente!
¡No te impidas ser feliz!

Pablo Neruda

Con aprecio,

Javier Azabache